domingo, 23 de marzo de 2014

Pixar Wars - Que la fuerza le acompañe ¿o no?

Hace unas semanas saltaba la noticia... Latino Review publicaba que Pixar iba a realizar una entrega de Star Wars. Quizás esta noticia esta solo basada en la reciente compra de Lucasfilm por parte de Disney, o quizás sea cierta. Lo sea o no, pensemos lo que supondría esa película... ¿un nuevo éxito o un rotundo fracaso?

Pixar, digan lo que digan, es la mejor productora de películas de animación. La calidad de sus películas, los premios obtenidos y los recuerdos que nos generan la avalan.

Star Wars, digan lo que digan, es la mejor trilogía jamás creada (hablo de las originales y no voy a opinar ahora mismo sobre las otras tres, aunque sí diré que solo por los efectos especiales merecen la pena ser vistas).

¿Es entonces descabellado el que Pixar produzca un nuevo capítulo en la saga de Star Wars?

Pixar - Star Wars - Imagen cortesia Screen Crush
Pixar Star Wars - ¿Será así como los veamos?
Si nos basamos en lo dicho hasta ahora parece un buen negocio. Unir dos caballos ganadores debería dar un buen resultado ¿o no? Analicemos el tema con tranquilidad.

¿Qué es lo que hace que las películas de Pixar sean tan buenas?

¿Qué define una buena película? ¿Qué es lo que hace que una película sea recordada o no? ¿Es lo mismo en una película tradicional que en una película generada por ordenador?

Veamos algunos parámetros propios de películas generadas por ordenador y pensemos en Pixar:
  • ¿Tienen las películas de Pixar los mejores gráficos? Es probable que no. Como mínimo, algunas de las películas que comparten el estilo Cartoon de Pixar tienen una calidad de imagen mejor.
  • ¿Tienen los mejores efectos? Probablemente tampoco. Ningún efecto especial hace que nos quedemos boquiabiertos. De hecho, sus películas suelen basarse más en sutilezas que en grandes efectos.
  • ¿Son las que tienen las imágenes más realistas? Seguramente no. Todos recordamos películas generadas por ordenador, incluso juegos de consolas, en los que las imágenes son mucho más foto-realistas que en las películas de Pixar.
¿Entonces? ¿Por qué casi todas las películas de Pixar son un éxito?

Yo lo tengo muy claro. Lo que todos recordamos de las películas de Pixar son su argumento y sobre todo, sus personajes. Esos entrañables y queridos personajes. Esa es la esencia de Pixar. Es la única que consigue que todos nos encariñemos con sus personajes, desde una lamparita saltarina, pasando por un coche de carreras, un muñeco de vaquero, un robot recoge-basura e incluso un viejecito gruñón. Todos recordamos sus películas, pero lo que nunca olvidaremos son sus personajes.

De hecho, hay una anécdota que marca ya la vida de Pixar desde sus orígenes. Cuando se proyectó por primera vez el corto Luxo Jr. en Siggraph (sí, sí, ese del flexo jugando con una pelotita), la gente quedó impactada. Sin embargo, cuando les preguntaron sobre la misma, la gente no estaba interesada en la tecnología que había por detrás, y eso que era algo totalmente novedoso y futurista para la época. No, la gente lo que le preguntaba a Lasseter era si la lámpara grande era el papá o la mamá de la pequeña... ¡Increíble! Habían conseguido darles vida totalmente.

Recordemos a alguno de esos entrañables personajes que nunca olvidaremos:

Luxo JrLuxo Jr. - ¿Quién no recuerda a esa entrañable lamparita saltando sobre la pelota? Marcó tanto una época, que Pixar la dejó como marca de la casa y forma parte de su cortinilla corporativa.



Woody y Buzz - Enemigos al principio, luchando por el cariño de su dueño, pero inseparables después. Uno de ellos, juguete de añorables tiempos pasados y el otro, símbolo de la modernidad, con sus luces y sonidos modernos.




Nemo y Dory - Ese pececito payaso secuestrado en busca de la libertad, gran modelo de superación. Y Dory... ese maravilloso pez olvidadizo que lo da todo por ayudar a su padre a encontrarle. ¿Se puede querer a alguien más en este mundo que a Dory?




Wall-E y Eva - Un humilde robot recoge basuras, sucio y desgastado que guarda todos los tesoros de lo que fue La Tierra hace siglos. El otro, robot del futuro con sus curvas inmaculadas (¿el robot como lo diseñaría Apple?), viene en busca de rastros de vida.




El señor Fredricksen (Up) - Ese gruñón, cascarrabias, cuya vida maravillosa, aunque con triste y duro final, se nos muestra en los mejores 5 minutos del cine de animación.



¿Qué es entonces lo que falla en este proyecto?

Pixar parte siempre de personajes que no conocemos. A lo largo de las películas vamos conociendo sus debilidades, sus preocupaciones, sus miedos. Los problemas por los que pasan son lo que nos hacen empatizar con ellos. Nos vemos reflejados en ellos y vivimos la película como parte de la misma.

En el caso de Star Wars. todos conocemos de sobra a sus personajes. Algunos nos pueden caer mejor y otros incluso nos pueden caer gordos. Algunos incluso son antiheroes fanfarrones en los que nos gustaría reflejarnos y otros son la bondad personificada. Pero ¿alguno es especialmente carismático? ¿Superarán con nota su paso al modelo 3D tipo Cartoon? ¿Cómo va a hacer Pixar que nos encariñemos con unos personajes que tenemos ya demasiado vistos y de los cuales sabemos perfectamente cuál es su parte buena y su parte mala? Yo no lo veo claro. No creo que lo puedan conseguir.

En cualquier caso, todo es cuestión de esperar y ver lo que pasa.

¿Qué piensas tú sobre ello? ¿Te gustará ver Star Wars desde los ojos de Pixar?

2 comentarios:

  1. Me encanta el post Raoul. Sigue haciendo más así!

    ResponderEliminar
  2. Good stuff. Al final, el secreto del éxito es el mismo que el del Teatro griego...

    ResponderEliminar